#BodyPositive: más allá de Hollywood

En los últimos años, el movimiento #BodyPositive ha ido ganando espacio en redes sociales, especialmente en Instagram. Pero ¿sabes realmente lo que es?

Nació como un espacio seguro en el que los cuerpos que se salen de lo normativo pueden mostrarse con libertad, defendiendo su derecho a existir y ocupar espacio sin esconderse. Pero cuando hablamos de “salir de lo normativo” no solamente nos referimos a tallas grandes, sino a todo lo que se queda fuera de lo que podríamos llamar “la narrativa anuncio de perfume de Hollywood”.

carolina-herrera-sublimeChica joven, blanca, delgada, en pose sexy… nos suena, ¿no?

Mujeres gordas, de otras razas, en silla de ruedas, con cicatrices, trans… Cuerpos que aparecen únicamente en pantalla grande para cubrir el cupo de la diversidad, y que están siempre escogidos de manera muy cuidadosa para que solo desentonen en una cosa. Es decir, que las mujeres de otras razas son delgadas; las mujeres gordas nunca tienen tripa, por ejemplo, que es… antiestética, sino “curvas” (es decir, más pecho y cadera); las mujeres en silla de ruedas, las mujeres trans… Bueno, esas ya si eso para otro día. (Aunque cada vez hay más marcas que están haciendo grandes avances, hablamos de lo mayoritario).

screen_shot_2015-12-17_at_9.39.16_am_copy…Os hacéis una idea.

Así que el #BodyPositive, un poco como el término #queer, funciona como un paraguas para acogerlas a todas. Es un movimiento en redes, fundamentalmente, para que quienes nunca se ven representadas puedan encontrar a personas similares a ellas en un click.

Por otro lado, el movimiento del #selflove, el amor propio, también inunda Internet: la defensa de quererse a una misma sin importar los complejos. Pero esto ha creado divisiones en la comunidad #BodyPositive: según algunas activistas, los dos términos se están confundiendo, y el #BodyPositive se está utilizando, cada vez más, para hablar del amor propio. Chicas que encajan en los cánones de belleza, pero que a pesar de ello tienen complejos y tratan de superarlos.

¿Cuál es el problema? Que lo que empezó como un espacio para los cuerpos menos representados acaba llenándose, como todo lo demás, de cuerpos normativos.

¡OJO! Por supuesto que cualquier persona con un cuerpo alabado socialmente puede tener los peores complejos y caer en algo tan grave como los desórdenes alimenticios. Claro que puedes parecer una modelo de un anuncio de lencería y odiar tu cuerpo. Puedes SER una modelo de un anuncio de lencería y odiar tu cuerpo. Los cánones de belleza impuestos son inalcanzables hasta para la mujer más “perfecta” (comillas irónicas): no basta con tenerlo, hay que mantenerlo, sin importar la edad o la salud física y mental; y lo que no encaje, fuera a golpe de photoshop.

Nadie tiene derecho a negarte la presión, el dolor y el complejo. Lo que se defiende es que la diferencia está en que si eres una mujer que encaja en los cánones, tu malestar con tu cuerpo es solo tuyo; si eres una mujer con un cuerpo no normativo, es público.

¿Qué significa esto? Que si tienes una talla 38, puedes tener un complejo terrible porque se te dice que nunca es suficiente, pero encontrarás ropa para ti en cualquier tienda, cosa imposible si tienes una talla 54. No sufrirás el odio de desconocidos por una foto en redes sociales que sí enfrentará una mujer con una discapacidad visible; tendrás siempre referentes variados, parecidos a ti, en la televisión y los anuncios, que no encontrará una mujer trans. Nadie se sentirá con derecho a insultarte por tu color de piel por la calle; nadie atribuirá cualquier problema de salud a tu peso.

Entonces, ¿si tienes un cuerpo normativo no tienes espacio en el #BodyPositive?

No, no es que no tengas espacio, sino saber cuál es ese espacio. Reconocer que, sin quitarle validez a los tuyos, los problemas a los que se enfrentan las personas no normativas son estructurales, y usar tu voz para hacer espacio para ellas también en todos los ámbitos. Y apoyarlas, y hacer comunidad juntas.

De hecho, en España, la mejor representación tanto del #BodyPositive como el #selflove es la página de Weloversize, fundada por Rebeca Gómez y Elena Devesa, que lleva años trabajando por la visibilidad de todos los cuerpos. (Y que no podemos recomendaros más: es maravillosa, ellas son maravillosas, todas las colaboradoras son maravillosas. Leedlas, participad en el foro, comprad su libro, lo que sea). Su lema es “Disfruta lo que tienes mientras trabajas por lo que quieres”. Es decir, reivindica tu derecho a existir en tu cuerpo, guste o no a los demás, y siéntete bien en él, sea como sea, marginado o normativo. Hay espacio para todas.

486bc699a43e6ae549ef16e182f9e583

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: